¿Te gustan los juegos de estrategia?

Aquí tienes unos cuantos, aunque yo te recomiendo este

Creo que después de haber viajado en metro y tren en distintos paises, me quedo con el servicio de transportes de Japón.

En este caso voy a hablar únicamente del metro.

No es que haya probado todos los metros del mundo, pero sí he probado algunos metros en grandes ciudades europeas, como los metros de Paris, Londres, Roma y Barcelona.

Viajar en metro en Tokio, aunque tiene sus pegas en horas punta, es alucinante.

El metro es SUPERPUNTUAL, tienes un nuevo tren cada 2 minutos, los enlaces están muy bien entre las estaciones, los precios son económicos (sobretodo si los comparamos con los precios de inglaterra), las estaciones estan siempre limpias (aunque esto merece un post a parte), y en ningún momento tienes sensación de inseguridad.

Recuerdo que la primera cosa que me llamó la atención tras aterrizar en Japón y coger el Narita Express para ir a Shinjuku, fueron 3 personas que había en una estación de metro.

Lo curioso no es que había 3 personas en una parada de metro (si acababa de salir un metro, esto es normal), lo curioso es que ¡¡habia dos personas en fila con toda la estación vacia!!

Imaginaos una estación de 50 metros, con 3 personas, y dos de ellas estaban en fila, colocada una detrás de la otra, ¿no os parece absurdo? A mi en aquel momento me lo pareció.

Conforme nos fuimos acercando a Shinjuku, pasando por otras estaciones vi lo mismo, la gente estaba en fila esperando el metro. Me sorprendió mucho, no lo entendía.

Fijaos lo avanzado que está el metro en Japón, que las puertas del metro paran siempre en los mismos puntos, en todas las estaciones. Debido a esta precisión, hay dibujadas en el suelo unas marcas donde se supone que debes guardar cola. Para cada puerta hay dos colas, una a la derecha y otra a la izquierda, de tal forma que la gente que tiene que salir del metro cuando se abren las puertas puede hacerlo cómodamente (por enmedio de ambas colas). Y una vez sale la gente, entran los demás. Ordenadamente!

Si vivís, habeis vivido o habeis estado en una gran ciudad europea que disponga de metro, habreis observado que la gente va al mogollon. Cuando en cualquier sitio de Europa vas a bajar del metro, tienes un mogollon de gente deseando entrar, y muchas veces resulta dificil salir porque no hay un orden.

Sí, de acuerdo, muchas veces en Europa se da preferencia a los que salen, y si no hay mucha gente no hay problemas. Pero si habeis pillado el metro en hora punta, o en una parada con mucha gente sabreis lo que os digo. Hay poco orden y respeto por los demás.

Para ejemplificar el caso japonés, a continuación teneis dos imágenes.

Estación de metro japonesa

Foto de una estación de metro japonesa con las marcas en el suelo.

 

Gente esperando el metro en Japón

Gente esperando a subir en el metro de Tokio.

La primera imagen no corresponde con una típica estación de metro japonesa, pero sirve para ejemplificar lo de las marcas del suelo.

En el caso de la segunda imagen, podeis ver como el metro acaba de llegar pero la gente sigue guardando cola (entre estas dos colas es por donde sale la gente del metro, de forma mínimamente ordenada siempre). Sin embargo, en Londres por ejemplo, yo visualizo claramente a toda la gente esparcida por la estación y amontonandose en las puertas cuando llega el metro.

Creo que tenemos bastante que aprender de ciertas culturas orientales.

Leave a Reply